Qué es la Biodanza?



Sistema Biocéntrico

Este sistema fue creado por el chileno, Rolando Toro Araneda (1924 - 2010), se formó como profesor de enseñanza básica en la Escuela Normal en 1943 y como Psicólogo en 1964, también formó parte de un grupo de intelectuales de distintas especialidades llamado Escuela de Santiago. Su metodología es de carácter biológico y hoy en día se aplica a nivel mundial en diferentes ámbitos, rescata la capacidad humana de relacionarse personal y mutuamente, a través de una coordinación de movimientos físicos guiados por el ambiente emocional que induce la música, generando instancias que optimizan y potencian el desarrollo creativo de personas, organizaciones, empresas, instituciones y/o equipos, esto influye tanto en la relación de la persona consigo misma, como con un otro distinto y con el grupo.


Definición formal: “Biodanza es un sistema de integración afectiva, renovación orgánica y re-aprendizaje de las funciones originales de vida, basada en vivencias inducidas por la danza, la música, el canto y las situaciones del encuentro en grupo.”


Aplicaciones:

Se aplica tanto en ámbitos laborales, como particulares o institucionales. Por ejemplo en temas de resolución de conflictos, complementando procesos terapéuticos y/o médicos, para mejora de clima laboral, manejo de estrés, motivación, trabajo en equipo, liderazgo, pro-actividad, auto-cuidado, educación, contención, crecimiento personal en general, enriquecimiento y trabajo de vínculos primordiales, creatividad, etc.

El trabajo es grupal, pudiendo ser los grupos heterogéneos o específicos como por ejemplo, padres e hijos, profesores, profesionales de la salud, personas con determinada enfermedad, talleres para familias, niños, adolescentes, apoderados y profesores, etc.


Efectos

Físicos: Renovación Orgánica.

La música y los ejercicios actúan directamente en la autorregulación orgánica de las personas. El movimiento estimula la respiración, activa la circulación sanguínea, la oxigenación de los tejidos, lo que a su vez, activa procesos de reparación celular y regulación global de las funciones biológicas, disminuyendo los factores de desorganización y stress negativo lo cual produce un aumento en las defensas naturales del cuerpo.


Afectivos: Integración emocional y afectiva

En nuestra intervención el núcleo integrador es la afectividad, se estimula a partir de vivencias y emociones positivas, alegres y placenteras, que generan un estado de armonía, alegría y vitalidad.


Relacionales: Profundización y aumento de la capacidad de convivencia empática y respetuosa.

Al estar en contacto con sigo mismo, con un otro y con el grupo en armonía, contención y cuidado, se produce en las personas, de manera natural, un movimiento coherente, integrador, respetuoso, afectivo y creativo que permite buscar caminos y formas de trabajar y relacionarse de manera sana, auténtica y con sentido.

Con este sistema se produce un aprendizaje a nivel vivencial que lleva a una modificación creativa en la conducta.


Facilitando Experiencias de BienEstar

Biodanza, Terapia, Yoga y más ...

Crannbethadh